martes, 22 de septiembre de 2009

"Extrañame pero dejame partir"

“Extráñame, pero déjame partir”

Hace dos días recibí este mensaje en mi mail. En vez de mi escritora habitual, mi querida profesora Noris Céspedes, escribía Adalgisa Reyes, una de sus amigas, para informarnos a su círculo que el "inquilino indeseado" había perdido su batalla y Noris se había ido con nuestro señor.

Conocí a Noris, como muchos otros, en un aula de la UASD en mi primer semestre, que casualmente fue su último. Sólo me enseñó unos meses (no llegó a terminar el semestre) pero bastaron para marcarme. Me enseñó mucho sobre la limpieza y la defensa del lenguaje.Noris era una de esas profesoras que recuerdas toda la vida.

Y siguiendo uno de sus deseos, reproduzco el mensaje que me envió su amiga, en homenaje a esa profesora, que con sus columnas alegraba mi semana, y que me recordaba que hay que luchar mientras te quede un aliento de vida en el cuerpo. Para tí Noris... Te extrañaré pero sé que has descansado. Me apena que te hayas ido pero me alegro que estés en un lugar mejor..


Este es uno de los tantos mensajes que Noris se encargo de transmitirnos en los últimos anos. “Mi columna de Hoy, Mi columna de Ayer, Mi Columna de esta Semana”, la que yo esperaba siempre, La Columna de Noris, la profesora que admiramos muchos. Hoy, después de algunos días sin saber de ella, me he enterado que ha partido mi profesora; un ser humano que siempre admirare, por su valentía, por su fuerza de voluntad, por su entrega, por su coraje . Noris, siempre te recordare. Ese “Inquilino Indeseado,” como solias llamarle, ya no morara en ti, porque estas en los brazos de Dios.

“Extráñame, pero déjame partir. Cuando llegue al final de mi camino y el sol para mí no brille más, no quiero ritos en una habitación melancólica. ¿Por qué llorar por un alma liberada? Extráñame un poquito, pero no por mucho tiempo. Acuérdate de todo lo que compartimos. Extráñame, pero déjame partir… Este es el viaje que todos debemos hacer. Es todo parte del plan del Maestro; un paso en el camino hacia el verdadero hogar. Entierra tus penas con buenas acciones. Extráñame, pero déjame partir”.

“No he muerto. Aunque mi cuerpo no esté, siempre mi presencia se hará sentir. Seré el silencio de nuestro hogar que tanto compartimos. Seré la brisa que besará sus rostros. Seré un recuerdo que asista a su memoria. Seré una página bonita de su historia”. Y yo le agrego: Siempre estarás en nuestros corazones. Y aunque te dejamos partir, te extrañaremos por siempre”

P.D.: Envio esto para aquellos amigos de Noris, que aun desconocen que partio el sabado 19 de septiembre, 2009.

Adalgisa Reyes